lunes, julio 31, 2006

La visita...

31 de julio del 2006

Llegó el gran día del pinchacito...
Por la tarde y después de hacer la siesta, me metieron en el coche del tío y llegamos al vete,yo iba la mar de feliz pero es que en cuanto estuve dentro, me entró el canguelo, como siempre :-s...Primero me pesaron (que manía en hacerlo, cuando no me gusta nada) y los papis pudieron ver los 8.400kg. que pesa su niño, jeje y enseguidita, nos hicieron pasar a la consulta. Mi nerviosismo iba creciendo y el gracioso de papi no hacia más que hacerme fotos y grabarme con el puñetero teléfono (¡ pa fotos estaba yo!). Empecé a inspeccionar la zona y como no me gustaba un pelo la información que obtenia, decidiendo que se estaba mejor en el regazo de mami, que en el suelo. Mami cuando ya estaba cansada de aguantarme encima suyo, me colocó encima de la mesa congelada y justo dos minutos más tarde, ví pasar a la vete. Me despertó tanta rabia, que le pegué un par de gruñidos ( más que nada para que se enterara que no iba apoder conmigo, ;-P) y en nada, entró de sopetón. Como es de imaginar, le pegué un par de voces para que se enterara que estaba allí contra mi voluntad y que no estaba muy deacuerdo con lo que me queria hacer, a lo que mami me mandó callar enseguida, snif.
La vete, les estuvo preguntando algunas cosillas sobre mi y en nada, la tuve encima toqueteándome sin pudor alguno; a esas alturas yo ya estaba tan acojonaillo que me dejé hacer, con la esperanza de que terminara cuanto antes la tortura. Me miró los dientes, los ojos, las partes íntimas, la barriga, las orejas... ¡TODO ME TOCÓ!. Cuando terminó, yo ya pensaba que lo peor había pasado, pero que equivocado que estava amigos...
Volvió con la dos vacunas (que me las chutaron juntas, para darme solo un pinchazo,¡ que detalle!) y lo que menos me esperaba es que me pusieran mirando pa Cuenca y que la muy bruja, me metiera un par de dedos (por donde la lomo pierde su casto nombre...) y me apretujara unas glándulas que se ve que tenemos (dijo que lo hizo para asegurarse que estaba bien, yo digo que lo hizo pa joerme un poco más, grr). La verdad es que después de eso, ya me podía vacunar y lo quisiera, ya que mi honor estaba más herido que pa qué...
Y la muy jodía, esperaba que después de too lo que me hizo, le cogiera la chuche que me daba, JA!, la chucheria te la comes tu!. Aunque mami la cogió por si luego me apetecia...
Después del pinchacito que no fué nada (lo peor era lo que me hicieron antes), salimos a la recepción para pagar y mis papis me copraron PIPETAS (¡¡no por favor, pipetas no!!), un corta uñas (pa hacerme la manicura en casa) y un par de chismecillos para ponermelos en el arnés (¿no podían ir otro día de compras?, yo lo que quería era salir huyendo de ese antro de torturas!) y, por fin! salimos de allí. Me dieron un paseíto como recompensa (la de verdad ya me la pensaré yo, que no se crean que con un simple paseillo se me pasa lo del vete..) y nos volvimos para casa. Una vez allí, mami me dió uno de mis huesitos verdes como premio por ser tan bueno (¡a ver quien no lo és cuando no sabes que te van a sobar las glándulas de marras!) y por la noche, salimos a tomarnos un heladito (¡menos mal, algo de bueno tuvo el día!).
Aquí termina mi crónica y en cuanto esto me deje, os pongo las fotos del día en que descubrí, que ir al veterinario es uno de los peores suplicios en la vida de un perro.
Patitas amigos!

7 comentarios:

mistica dijo...

Pobrico mi Dark...
Ya pasó cielo...
Patitas y besitos a ti y a mami.

Elmenbeth dijo...

Como dice Mistica ya paso... Alfinal te comiste el "regalito" que te dio? Jeje. Le tenias que haber pedido mas ;P

Adelita dijo...

Yastá !!! Yapasao...
Si ejke los chicos sois de un flojo...

Patita Dark ;-)

Dark dijo...

Muchas gracias por los mimitos blogueros que me dais, chicas!
Lametones muu fuertes para todas ;)

spooky-van-kenovich dijo...

Bon dia Dark, yo esta tarde tengo peluqueria y dice la jefa pues ya de paso cañaso, asi que seguro que ademas de trasquilao me hacen alguna otra trastada, en fin paciencia jomio, au, patetas bonico

Verdi el perro dijo...

a todos nos toca algun dia que otro....
en fin
paciencia...
colega

Tokyo dijo...

No podemos escapar de esto, luego vienen los mimos...pero eso si, llevamos menos pinchazos que nuestros familiares humanos.