jueves, enero 22, 2015

Mis primeros maullidos por aquí....

Hola amigos,como va todo? no,no os asusteis que mi hermano no ha vuelto ni nada raro,soy Melito su tete que tras pensarlo muy mucho,me he animado a seguir con su blog.

Mami me va a ayudar también a mi a hacerlo como hizo con Dark ¡solo faltaria marramiau!

Tras casi un año de echarle mucho de menos (mami aún llora por él porque la escucho algunas noches o en ratos que se piensa que esta sola,yo siempre la oigo), de una adopción fallida de un hermano perruno (si Messi estuvo un tiempo con nosotros pero al final a pesar de que nos llevábamos ya bastante bien,no pudo ser y volvió al refugio siendo adoptado a la semana.Necesitaba un tiempo que mis papás ahora no le pueden dar porque mi hermanito humano esta ya más crecido y necesita mucho de mami) aquí me he animado a seguiros contando como es la vida de mi familia.

Os empezaré contando (recontando que Dark en su día me anunció a bombo y platillo) de donde he salido y como llegué a casa.

Como recordareis mamá colabora con una prote de animales ADE ya que le une un gran cariño a Leonor, su fundadora y presidenta.
Leonor fue mi promera mami aquella que nos encontró una mañana en una caja a mis hermanitos y a mi, siendo bastante pequeños. Nos crió a todos con esmero y dedicación ya que eramos 8 tiernos gatitos; uno de mis hermanos fue enseguida adoptado, otros dos fallecieron y el resto estuvimos en el refugio hasta que un sabádo por la mañana,mama Leo me dijo que había llegado mi nueva mamá.
Yo subí corriendo al piso de arriba a esconderme porque no quería irme de la que era mi casa, pero cuando mami Leo empezó a maullarme como una mamá gata, bajé enseguida y me cogió en brazos para llevarme con mami.
Esta llevaba un bonito bolso con rejilla que iba a ser mi taxi particular y en la mano le colgaba un bonito collar azul con cascabel que me colocaron en un visto y no visto. Mami Leo me puso en mi nuevo taxi para que pudiera irme seguro a mi nuevo hogar pero no se lo puse nada fácil, pues nada más meterme en ese saco horrible me puse el collar a modo de bandolera para dispararles el cascabel en los morros cuando me sacaran de allí y fugarme al refugio de nuevo...
Pero mi plan se fue al traste cuando mami Leo se fijó por la rejilla cuales eran mis intenciones, así que me sacaron del bolso, me desaltaron el collar y me enchufaron en un transportin (de ahí no salía hasta que me abriesen miau).

Y así emprendí un viaje de casi una hora hasta mi nuevo hogar donde me esperaban Dark (sin ilusión alguna porque me tenía un miedo sin conocerme miaumiaumiau,papi y la abu). Llegamos a casa, me pusieorn encima de la mesa y abrieron la puerta para que saliera, asomé la cabecita y no me disgustó tanto lo que vi, así que me fui directo a saludar a mi nuevo hermano con gran simpatía, pero este salió pitando.Me gustaba mi nueva casa y mi nueva familia.

6 comentarios:

La Gatera dijo...

Hola, Melito.

Bienvenidos de vuelta a la blogosfera. Nos alegra leer que, aun echando mucho de menos a Dark, seguís adelante y que todo va bien. Estaremos encantados de seguir a partir de ahora tus felinas aventuras ;)

Un superabrazo ronroneante desde nuestra Gatera para ti, para tu familia y nos leemos por ahí.

fidel dijo...

Buenos días precioso Melito que gusto leeros con buenas nuevas , como vais con ese frío que pela ,Merlina recuerda a Dark con cariño y desde luego yo su papi también .No tengo tiempo para el blog ya que ando saltando de una cola a otra para conseguir lo elemental para sobrevivir .Muchos ronroneos y amapuches para vosotros.

Gema dijo...

¡¡Hola Melito!! Me alegro mucho de que hayas decidido hacerte escritor de blogs como tu hermano Dark, seguro que él también te echa una mano desde donde esté.
No me acordaba de que tu rescatadora había sido Leonor, gracias por recordarme tu historia! Por cierto, que este año el calendario de mi cocina vuelve a ser el de su refugio, cada año se superan :)

Elenakaede dijo...

Me encanta leer las historias de cómo llegan los peludos a nuestras vidas, siempre me parecen llenas de ilusión :) ¡Creo que es una historia genial para reabrir el blog! Cuando mi compi y yo empezamos el nuestro hace un par de semanas, nuestras dos primeras entradas fueron para contar cómo llegaron los gatetes a nuestras vidas.
¡Miau Melito!

Enzo dijo...

¡Hola melito!
¡Que historia la tuya! menos mal que conseguiste una casa como la que tienes. Como ya sabes yo también fui a un "refugio" así que puedo sentir lo que sentías al principio. ¡Espero poder leerte más a menudo!
Un ronroneo perruno, jejeje.

Gatos Gatunos dijo...

Melito!!! Como me alegra leerte. Eschamos mucho de menos a Dark y nosotros venimos de vez en cuando pero os seguiremos con atención.