martes, septiembre 05, 2006

La excursión...

husmeando el agua del río...
dejé mi huella para que se supiera que yo había pasado por allí, jeje
¿alguien me llamaba?, que voy, piiiiista!!!
5 de septiembre del 2006
Otro de los días, a mis papis se les ocuríó la genialidad de que nos fueramos a pasear un rato, pero creo que hacer una excursión de 3 horas en total, es un poco abusivo...
Pos nada, entramos por un caminillo y enseguida me dejaron libre para que pudiera ir explorando (más que nada para irles informando de los obstáculos que hubiera en el camino); iba yo tan contento olisqueando por aquí y por allí, que de repente, en mitad del camino, me veo un perrazo enorme que me dió tal susto, que me giré y largué pitando hasta la altura de los papis...Ellos me cogieron más por precaución que nada, ya que según dijo mami era un golden y de agresivos tienen poco, pero por si acaso, acabé en los brazos de papi ;-)... Mami se le acercó y el colega era la mar de simpático, pero como yo soy tan miedica (dicho por mis papás, ¿eh?), estuve mucho más agusto en brazos que en el suelo jeje...Mis papis dedujeron que el golden, debia de estar en uno de los campins de los alrededores o que seria de algún paseante como nosostros, así que tras saludarle (ellos, porque servidor como que no), proseguimos la marcha.
Cuando ya llevábamos más de media hora andando y con el susto ya más que olvidado, en el camino había una casa y como papi es muy previsor (bueno mejor dicho me conoce y sabe que me meto por todos los lados...), me volvió a coger y menos mal que lo hizo, porqué había una perrazo con una mala lexe...que si no lo llega a coger su dueño, se me come con patatas!!que zusto más grande nos llevamos cuando al alejarnos un buen trozo, vimos que el colega andaba cerca: por eso, aligeramos el paso y hasta que no estuvimos bien lejos, no me volvieron a dejar en el suelo. Ya el resto de excursión pasó sin más contratiempos, pero la verdad es que cuando ya hacia más de una hora, yo estaba que no podía más (mami tampoco estaba mucho mejor), pero los muy joios, pos más que me subia a sus piernas para que me llevaran,no me hacían ni caso...y así, desfallecidos, llegamos al final de la caminata, que era un pueblo. Nos espachurramos un poco para reponer fuerzas y emprender el viaje de vuelta (otra hora y media, claro) al apartamento. Llegamos echos caldo, comimos y nos hicimos una buena siesta, solo faltaria!.
Patitas y mañana más, jeje.

3 comentarios:

Elmenbeth dijo...

Menuda excursión con sorpresas y todo! Te diste un bañito también? jeje
Un saludo :)

Blas dijo...

Es que explorar sitios nuevos,tiene mucho riesgo....Tu haz que ellos vayan delante por si acaso....
Guaubesos

Nano Frontera dijo...

siiii alguna vez me pasó de que en lugares desconocidos tambien aparecían semejantes grandulones y terminaba a upa también jijiji, pero es hermoso pasear. patita amigo guau guauu